10. ¿Qué tipos de baterías existen y cuáles son sus diferencias?

En general podemos encontrar 3 tipos de baterías:

  • Plomo: son baterías económicas y fiables, pero pesadas (10-15 Kgrs.) y contaminantes. Por este motivo, prácticamente ya no se usan en bicicletas eléctricas. Su duración media es de unos 500 ciclos de recarga. Las de plomo ácido tienen efecto memoria (las de gel no), por lo que es recomendable realizar cargas completas, sobre todo las primeras 4 o 5 cargas. Es conveniente realizar cargas completas cada mes y medio, para preservar su buen estado.
  • Níquel: Son  más ligeras y caras que las de plomo, su ciclo de vida es mucho mayor. Casi no presentan efecto memoria. Se usan poco en bicicletas, debido a que han sido superadas por de las de litio. Es conveniente realizar cargas completas cada dos meses, para preservar su buen estado. Suelen encontrarse en el mercado americano.
  • Litio: Aunque son las más caras de las tres, son las baterías ideales para la bicis eléctricas, porque son ligeras (unos 3 Kgrs.) y con gran capacidad de carga. Además son las que presentan un ciclo de vida más largo, no tienen efecto memoria y son más “ecológicas” que las que contienen plomo o níquel. Dentro del litio, hay varios tipos: litio-Ión-MN, litio-cobato, litio-Polímero, litio-Ferroso, Litio-Níquel-Cobalto-Manganeso, litio-titanio, etc.

Las baterías de litio no  tienen efecto memoria. Si se van a dejar sin usar durante un tiempo largo (ej. invierno), es recomendable cargarlas una vez cada dos meses hasta dos tercios de carga.

×